El Hombre del Perrito y el matrimonio entre los Muiscas, bajo la cadencia musical de Sonia Martínez

“Aunque los conquistadores que dan testimonio de los primeros matrimonios Muiscas se indignan con el hecho de que el hombre podía tomar cuantas esposas su condición social lo permitiera -hemos dicho que el  cacique Bogotá tenía cuatrocientas Teguyes o mujeres- lo que se estilaba entre estas gentes era casarse sin que se dijera una sola palabra, ni por parte de los padres de él o de ella, ni de la familia en general, ni por parte de los contrayentes.

En materia matrimonial sucedía simplemente que el novio le enviaba a la mujer uno de los objetos más preciados entre los Muiscas: una manta.  Al día siguiente el novio se sentaba muy temprano a la entrada de la casa de ella. Si la apetecida salia con una totuma de chicha  y tomaba ella del recipiente y posteriormente se la ofrecía a él, la ceremonia era completa y él la llevaba a su choza donde vivirían desde ese momento, con muy poco de lo que los psiquiatras llamarían  Dialogo de Pareja. De lo contrario , simplemente se levantaba él de su lugar y no se volvían a ver más ni a hablar, claro”.

PALACIO, Roberto, ANDAHAZI, Federico. “Pecar como Dios manda. Historia sexual de los colombianos”. Bogotá, 2010. Planeta p.53


Comentar

1 Comment to “El Hombre del Perrito y el matrimonio entre los Muiscas, bajo la cadencia musical de Sonia Martínez”

  1. biblioteca dice:

    Buenas tardes Nathaly

    Que necesitas? y si te podemos colaborar será con mucho gusto.

Sus comentarios son importantes para nosotros